Primeros contactos con Madrid

Hoy queremos contaros una historia, queremos ceder nuestra voz a otra persona y que esta hable por nuestra boca. Queremos contar las primeras experiencias de esa persona en esta ciudad que tanto nos apasiona. Así que, como queremos hacerlo, vamos a hacerlo.

Mis primeros contactos con la villa de Madrid

No visité Madrid hasta que no tenía 22 o 23 años. No es que me pillase muy lejos de mi casa, unos 3-4 horas en coche, pero ya es una distancia considerable como para realizar el viaje en un día, y en mi familia nunca hemos sido mucho de viajar.

De hecho, hasta un poco antes tampoco había viajado sólo, ni mucho menos lejos de casa. Quizás fuesen otros tiempos, o quizás también influyese el hecho de que yo tampoco es que sea lanzado.

El caso es que, como iba diciendo, no visité Madrid hasta bien entrada la veintena.

Recuerdo entrar por el norte y pasar al lado del circuito del Jarama.