Cuando alguien piensa en hacer turismo en Madrid siempre piensa en la villa de Madrid. En cierto modo es normal. Además de ser la capital de España y prácticamente centro geográfico de la península, es una de las ciudades más importantes de Europa, tanto por su pasado como por su presente.

Sin embargo, en Madrid puede hacerse mucho más turismo. Por ejemplo, la provincia cuenta con un buen número de pueblos que también tienen una gran cantidad de turismo, tanto de la propia provincia, como de fuera de ella. En este artículo vamos a hablar de algunos pueblos bonitos de Madrid. Hay muchos más, pero todos los que salen aquí, lo son.

Pueblos bonitos de Madrid, Buitrago del Lozoya

Cuando uno se interna, o se aleja, de Madrid por la histórica Nacional I, hoy A-I, ascendiendo el puerto de Somosierra, deja en un extremo de la misma un pintoresco pueblo en un pequeño valle, justo antes de continuar la aproximación al puerto. Tanto la AI como la NI han atravesado el pueblo por la mitad, lo que ha caracterizado su desarrollo.

Desde la carretera se ve uno de los atractivos más importantes de Buitrago, su entramado defensivo. Las murallas y castillo de Buitrago datan del siglo XI y fueron iniciados por los musulmanes. Durante cuatros siglos fueron restauradas y mejoradas. Una de las características más curiosas de este recinto defensivo es que un brazo de la muralla se introduce en el río, actúal embalse, y servía para garantizar el suministro de agua en caso de asedio prolongado.

En Buitrago, aparte de las típicas construcciones de una fortaleza medieval, existe un museo dedicado a Pablo Picasso que cuenta con 60 obras de este artista malagueño. El museo tiene su origen en la amistad que tenía Picasso con su peluquero, cuyo pueblo de origen era…sí, Buitrago.

Real Sitio de Aranjuez

Hablar de Aranjuez como de pueblo puede sonar contradictorio, aunque al margen de dónde se ponga el límite, no cabe duda de que el Real Sitio de Aranjuez es uno de los lugares más bonitos de la provincia. El Real Sitio y Villa de Aranjuez, así es el nombre oficial, se encuentra al sur de la comunidad, prácticamente en el límite de la frontera con Toledo.

La relación de Aranjuez con la Corona comienza con Isabel I de Castilla. La reina trastámara consigue que su esposo, Fernando V de Aragón, administrador vitalicio del maestrazgo de la Orden de Santiago. Previamente esta orden militar había asegurado esta zona de la España cristiana cuando la frontera con el Islam estaba situado en el río Tajo.

Desde los Reyes Católicos los monarcas comienzan a visitar frecuentemente la villa y se comienzan a realizar los jardines y el palacio. A lo largo de los siglos posteriores los reyes de España han seguido con esta tradición y el patrimonio de la Villa y Real Sitio fue aumentando.

San Lorenzo del Escorial

Si importante es Aranjuez no menos lo es el monasterio de El Escorial. Que duda cabe de que San Lorenzo del Escorial está inmimamente ligado al monasterio mandado construir por Felipe II. Sin embargo, los atractivos del monasterio no son los únicos del pueblo. Al calor de este emplazamiento fueron surgiendo otros edificios importantes que terminaron por configurar la arquitectura del pueblo.

El entorno natural de lugar tampoco es pequeño. Por destacar algo, la silla de Felipe II, desde hay una vista majestuosa del monasterio, la zona del alto de Abantos, o incluso la zona monumental de Cuelgamuros.