Cambios de calderas y su mantenimiento en Madrid

Con la llegada del frío comienza la época de las calderas, sobre todo en una ciudad como Madrid, en el centro de Castilla y con una elevada altitud sobre el mar. Las calderas de gas son las mayoritarias en la ciudad. Este tipo de artículos cuentan con unas especificaciones muy estrictas para su mantenimiento. La revisión de las calderas familiares está muy pautada, aquellas con potencia inferior a 70kW tienen la obligación de pasar una revisión. Esta, además, sirve para contrastar su eficacia energética y medir las emisiones de gases.

Esta revisión es fundamental para que el funcionamiento de la caldera sea el óptimo. También siver para asegurar la seguridad de los habitantes de la casa pues una caldera que funcione mal puede generar humos, hollines, etc.

Con la cantidad de aparatos electrónicos, electrodomésticos o radiadores que hay en una casa cualquiera es muy probable que aparezcan preguntas y  cuestiones acerca del mantenimiento adecuado para mantener todos esos aparatos y cómo se debe relizar. En particular, el cambio de caldera y el mantenimiento de las mismas suele ser un asunto que presenta muchas dudas.

En empresas punteras del sector, como Reparaciones Calderas Madrid es frecuente que se encuentren con que existen usuarios desorientados en el momento de la revisión. Incluso en casos extremos hay usuarios que ignoran la necesidad de realizar estas revisione.

Las calderas se utilizan para producir calor. Para ello utilizan presión y esta presión la que hace que el mantenimiento sea clave para evitar problemas. Las calderas actuales tienen cada vez menos riesgos, pero nunca hay que confiarse. Hay que realizar el mantenimiento de la caldera para evitar cualquier tipo de problema.

DISTINTAS REVISIONES PARA DISTINTOS MODELOS DE CALDERA

El dueño de la caldera es quien se encarga de que la revisión se pase en plazo. La revesión de la caldera la puede realizar cualquier profesional autorizado, puediendo ser este la comercializadora de gas, la empresa fabricante de la caldera o un técnico independiente. Es el propietario de la caldera el que elige quién hace la revisión.

Las calderas que sean propiedad de comunidades de vecinos se examinan todos los meses. La encargada de esta revisiónes la compañía con la que la comunidad contrate el mantenimiento.

Las calderas con potencia mayor a 70kW se examinan una vez por año. Los calentadores de hasta once litros, una vez cada cinco años.

¿En qué momento hay que efectuar el mantenimiento de la caldera?

El Reglamento de Instalaciones Térmicas de Edificios es muy claro al respecto. En ese texto se especifica que hay que hacer una revisión de la caldera de gas cada dos años como máximo. Si es un un calentador de agua el tiempo se alarga hasta los cinco años. No es obligatorio que la inspección de mantenimiento la realice la comercializadora de gas. El usuario puede escoger que esta revisión la realice el fabricante o bien que la haga otro profesional previamente autorizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *