Diferencias entre pagaré y cheque bancario

DIFERENCIAS ENTRE CHEQUE BANCARIO Y PAGARÉ


Tanto el cheque como el pagaré son un título valor que se regula mediante la Ley 19/1985, de 16 de julio, Cambiaria y del Cheque. En el Título II de dicha ley se especifica todo lo relativo al pagaré. Mientras, todo lo relacionado con el cheque se regula en su Título III.

Existen diferentes tipos de pagarés (según el emisor, según el tipo de pago, según cuando se paga y según la cláusula), y de cheques (cheque personal, cheque bancario, cheque conformado…). En las siguientes líneas os explicaremos las diferencias fundamentales entre el cheque bancario y el pagaré en su forma general.

Desde Fideco, empresa especializada en descuento de pagarés, apuntan a que la diferencia principal entre el cheque bancario y el pagaré es “que en el primero no consta la fecha de pago de la cantidad acordada. Además, en el caso del cheque bancario, el pago se efectúa a la persona jurídica o física, que consta en el documento, nunca al portador”.

No obstante, tanto el pagaré como el cheque bancario son un título valor que tiene aparejada una acción ejecutiva, es decir, “que ante la falta de pago se puede acudir directamente a la ejecución del efecto, sin pasar por un procedimiento declarativo previo”, señalan desde el BBVA.

Los pagarés son muchas veces desconocidos entre las personas, ya que tienen un marcado carácter de vía de financiación y por tanto son un título menos utilizado entre particulares, siendo más empleados entre PyMes y autónomos. Son precisamente éstos quienes más acuden a servicios de descuento de pagarés.

Además, en el caso del pagaré, hay unas características específicas que se deben cumplir y que las diferencia con el cheque bancario. Así, debe llevar escrito su condición de pagaré, la cantidad que el librador pagará al beneficiario, así como el lugar y fecha de cuando se realizó el pagaré y el momento en que se hará efectivo su pago.

Por otra parte, los pagarés pueden ser emitidos tanto por empresas como por bancos. Así, los pagarés que son emitidos por las entidades bancarias “se entregan al beneficiario en un talonario impreso por la entidad. Los beneficiarios tienen la obligación de efectuar el pago, a una de las cuentas del banco, antes del vencimiento para no incurrir en impago”, señalan desde Fideco, quienes ofrecen desde hace más de 40 años soluciones de financiación a través de descuento de pagarés.

Por último, otra diferencia que se puede destacar entre el pagaré y el cheque en su forma general, es que el primero puede estar respaldado por una tercera persona, debiendo de constar debidamente por escrito. En el caso del cheque personalizado o estándar esto no es posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *