Piérdele el miedo a los planes de pensiones


Cuando se es joven a menudo se le tiene demasiado respeto, o incluso miedo, a la idea de abrir un plan de pensiones para la jubilación. Parece que es algo que sólo se hace cuando se está cerca de la jubilación. Pero lo cierto es que esto no debería ser así. Cuanto antes se abrá un plan de pensiones, mejor, con más tranquilidad podrá ir aportando al mismo, sin tener que destinar grandes cantidades en unos pocos años.

¿Qué tipo de producto es un plan de pensiones?

Un plan de pensiones es un producto financiero de inversión. A través de este producto financiero el inversor ahorra su dinero. El plan de pensiones invierte el dinero del mismo en función de una política de inversión determinada en la propia política del plan.

El fin de estas inversiones es que el partícipe del plan tenga en un futuro derecho a cobrar unas cantidades de dinero por las contingencias contempladas en la Ley, entre ellas, la jubilación.

Los planes de pensiones individuales son, por tanto, instrumentos financieros al que se adhieren los ahorradores de forma voluntaria. Los planes de pensiones son privados y complementarios a las prestaciones de la Seguridad Social, siendo estas últimas obligatorias, tanto para el estado como para el contribuyente.

¿Qué es un fondo de pensiones y qué diferencia hay con los planes?

Un fondo de pensiones se crea para dar cumplimiento a los planes de pensiones integrados en él, no es más que el patrimonio creado para que el plan de pensiones invierta el dinero depositado. El fondo de pensiones no tiene personalidad jurídica y su objeto o fin es cumplir las reglas de inversión establecidas por el plan.

Por qué razón es conveniente ahorrar para la jubilación

El razonamiento por el que es preciso ahorrar para la jubilación viene por el hecho de que el presente sistema de pensiones, tal como está definido hoy día, es insostenible, teniendo presente que hoy en día los fondos de la Seguridad Social son insuficientes para hacer frente al gasto en pensiones.

En el sistema de la Seguridad Social los rendimientos de la parte alta de la pirámide no son generados por inversiones o ventas de productos o servicios. Esos rendimientos vienen únicamente de los nuevos miembros de la pirámide. Al final, los miembros que cobran rentas son tan numerosos que siempre, repetimos, siempre, el sistema colapsa porque es imposible añadir tantos nuevos usuarios como serían necesarios.

Al lado de esto, el Gobierno prevé que usará otros ocho mil quinientos millones de euros del Fondo de Reserva de la Seguridad Social en los próximos meses para asegurar el abono de las pensiones, conforme el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año próximo.

Dicho de forma llana, el envejecimiento de la población hace insostenible las pensiones públicas a futuros y este efecto ya se comienza a visualizar de manera clara. En la actualidad hay menos de dos cotizantes a la Seguridad Social para cada pensionista.

¿Son mejor los planes de pensiones que otros instrumentos de inversión como los fondos?

Los fondos de inversión son un vehículo ideal para el ahorro, al igual que los planes de pensiones,  si se dejan en una administración profesionalizada y diversifican obligatoriamente en múltiples inversiones. Además, en el caso de insolvencia de la entidad que administra el plan o bien el conjunto financiero al que pertenece dicha entidad, los activos seguirán siendo parte del ahorrador.

La diferencia entre planes de pensiones y fondos de inversión es que los planes de pensiones son ilíquidos hasta el instante de la jubilación, o acaecimiento de cualquier otra contigencia contemplada en el plan de pensiones, a diferencia de los fondos de inversión que tienen liquidez en un plazo máximo de setenta y dos horas. Además de esto, los planes cuentan con ventajas fiscales, dada su condición ilíquida.

Dentro de los planes de pensiones, cada vez son más frecuentes los planes de pensiones de empleo, promovidos por las propias empresas para los empleados como una forma extra de remuneración y fidelización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *